19 de Abril de 1825

Desembarco de los Treinta y Tres Orientales



• Obra del Artista plástico uruguayo Juan Manuel Blanes.

 

Con el alejamiento del Gral. José Gervasio Artigas de la lucha, a partir de 1820 se consolida la dominación portuguesa-brasileña sobre nuestro territorio.

Los enfrentamientos por terminar con el dominio del Imperio del Brasil tuvieron su primera expresión en 1823, debido a la mala administración del Capitán General y Gobernador de la Provincia, Gral. Carlos Federico Lecor, que produjo gran descontento en comerciantes y hacendados contribuyendo a preparar el terreno para el inicio de la “CRUZADA LIBERTADORA”.

Los patriotas habían comenzado a reunirse en Buenos Aires en la casa de comercio que regenteaba don Luis Ceferino de La Torre y en el Saladero de don Pascual Costa. La victoria del Mariscal Sucre sobre el ejército español en diciembre de 1824, fue el detonante que decidió a los patriotas a firmar un compromiso jurando sacrificar sus vidas en la empresa de liberar a su Patria.

Divididos en dos grupos los expedicionarios zarparon desde la playa de San Isidro el 1° y el 15 de abril de 1825 respectivamente, reuniéndose en la Isla de Brazo Largo, en el delta del Río Paraná, donde los primeros aguardaron varios días a los restantes. Desde allí armados con dos tercerolas y dos sables cada uno, partieron en dos lanchones en la noche del 18, y luego de burlar a los barcos brasileños que patrullaban el río desembarcaron en la playa de la Agraciada al amanecer del día 19 de abril.

Es así como en la Playa de la Agraciada se inicia un nuevo período de nuestra historia, cuando un pequeño grupo de patriotas, Treinta y Tres hombres, bajo la bandera azul, blanca y roja que habían utilizado las fuerzas artiguistas en la lucha contra los portugueses en 1816, con la leyenda “Libertad o Muerte” que le agregaron, juraron liberar a nuestra Patria o morir por ella.

El inicio no podía ser más modesto, la playa es una franja estrecha de arenas sobre las costas del Arroyo Agraciada y el Río Uruguay, en la jurisdicción del Departamento de Soriano; su nombre deriva de una deformación de la palabra “graseada”, refiriéndose al lugar donde en la época colonial se mataba el ganado cimarrón para quitarle el cuero y la grasa o sebo, que eran casi lo único que se aprovechaba.

El desembarco dio inicio al proceso emancipador, el segundo en la historia de la llamada Banda Oriental ó Provincia Cisplatina, que tuvo lugar entre los años 1825 y 1828.

 


Trabajo realizado por el Departamento de Estudios Históricos del E.M.E.