Salón de Honor

En este salón de grandes dimensiones se custodia la espada que le regalara la Junta de Buenos Aires a nuestro Prócer luego de su trascendente victoria en la batalla de Las Piedras.
Como una guardia de honor, las distintas banderas de las Provincias, se extienden a ambos lados del salón rindiendo un culto silencioso pero plagado de historias heroicas a dicho sable y lo que representa.

 

Este sable acompañķ al General Artigas durante toda la época heroica hasta su retiro en el Paraguay, cuando lo deja en manos de su hermano Manuel.
El sable pasó por 6 generaciones de la familia Artigas hasta el aņo 1982, en que una de sus descendientes, la Seņora Marta Froll, decide entregárselo al entonces Presidente de la República, Teniente General Gregorio Alvarez. Fue así que permaneció durante dos años en el Palacio Estévez, ex Casa de Gobierno hoy llamado Edificio Independencia, y el día 7 de diciembre de 1984, con la anuencia de los descendientes del Prócer, se lo entregan en custodia al Regimiento de Blandengues.
 INICIO