La profesión militar

La profesión militar obedece a una vocación de servicio a la patria, encuadrada en ciertas normas de comportamiento, conocimientos especializados, habilidades y virtudes morales que, en última instancia, le permitirán al soldado “entregar su vida si es necesario”. No se trata de una simple ocupación y si bien los riesgos son voluntariamente asumidos por el profesional de las armas, exige de él una adhesión o un grado de compromiso profundo para cumplir eficazmente con la misión que se le encomienda.

Es la profesión dedicada y consagrada en forma permanente y competente al servicio de las armas de la República Oriental del Uruguay y su compromiso va mas allá de lo específicamente reglamentario.

Además de adquirir una formación técnica, el profesional militar uruguayo incorpora a su personalidad un modo de vida donde el esfuerzo, la dedicación, las responsabilidades, la disposición al renunciamiento y el sacrificio por el bien del servicio, se asumen vocacional y plenamente.

Son cualidades básicas de la profesión, la abnegación, el desinterés, el honor, la ecuanimidad, la disciplina, la subordinación, la iniciativa, el carácter, la responsabilidad, el espíritu militar, el espíritu de cuerpo, el respeto al derecho de la guerra y un gran espíritu patriótico.

Debe ser preocupación permanente del profesional militar el enriquecimiento intelectual, moral y físico para brindar un servicio de calidad a su Patria.

El Ejército de la República Oriental del Uruguay, hace especial hincapié en la profesionalidad de sus recursos humanos, manteniendo un sistema de reclutamiento encuadrado en el modelo voluntario profesional, dentro del que sus Cuadros de Personal Superior se forman en un nivel terciario en la Escuela Militar, Institución formadora de Oficiales, mientras que el Personal Subalterno se alista como voluntario contratado, no existiendo el servicio militar obligatorio (conscripción).

De esta forma el Ejército cumple su misión, contando con recursos humanos altamente calificados, entrenados, motivados, equipados y experimentados constituyendo el fundamento de su fuerza.

 

 

INICIO